Noticias
Agosto 31, 2017 Alberto

UEFA Europa League

Milan y Arsenal, duelo de leyendas para ganar la Europa League

Si echamos la vista atrás, sería casi impensable prever una final de Europa League (antigua Copa de la UEFA) en la que se enfrentaran Milan y Arsenal. El conjunto rossonero está muy lejos de ser aquel equipo que peleaba por cada Scudetto y cada Champions año tras año, y después de varios años de sequía y de la salida de Silvio Berlusconi, por fin volverán a recorrer Europa, aunque por el momento se tendrán que conformar con disputar la Europa League. Por su parte, el Arsenal se quedó si su boleto para la Champions después de un buen número de temporadas disputando la máxima competición europea, y a pesar de que el comienzo de la temporada no está siendo el mejor para los de Arsene Wenger, su superioridad respecto a la del resto de competidores está fuera de toda duda.

El principal favorito en las casas de apuestas es el AC Milan. Bajo la batuta de Vincenzo Montella, los nuevos dirigentes no han escatimado en gastos a la hora de incorporar a la plantilla jugadores con los que podrán pelear de tú a tú con Juventus, Roma y Nápoles, dominadores del fútbol italiano en el último lustro. Todavía falta incorporar a jugadores catalogados como estrellas, pero el proyecto se está formando piedra a piedra y lo primero es encontrar de nuevo ese nivel competitivo perdido con el paso de los años. Sin duda, Conti, André Silva, Çalhanoglu, Biglia o Rocardo Rodríguez se lo darán, pero sobre todo será Leonardo Bonucci quien lidere este nuevo proyecto, un jugador acostumbrado al éxito que sabrá contagiar ese espíritu ganador al resto de compañeros. La cuota para la victoria del Milan es de 8.00, ligeramente inferior a la del que será su principal rival en la consecución de este título internacional.

El Arsenal no ha sido capaz de salir de esa época convulsa en la que lleva sumergido varios años. La credibilidad de Wenger es cada vez menor, y haber realizado una solo incorporación de renombre tampoco ayuda para que logren recuperar ese estatus de favorito en la Premier League. No cabe duda de que Alexandre Lacazette será capaz de aportar ese punch necesario en boca de gol y de mejorar las estadísticas de los gunners, pero también es cierto que los Alexis Sánchez, Mesut Özil y el resto de estrellas del equipo londinense han mostrado su desacuerdo con esa incapacidad de reforzar el equipo en todas sus líneas. Aun así, el club inglés es muy superior al resto de participantes en esta Europa League, y con una cuota de 9.00, deberían ser capaces de superar sin problemas la fase de grupos y pelear por el título con el objetivo de obtener el pase para la próxima edición de la Champions League, método similar al utilizado por el Manchester United en la pasada campaña, incapaz de finalizar el campeonato regular inglés entre los cuatro primeros.

Por supuesto, la Europa League cuenta con otros participantes que bien podrían llegar hasta esa gran final, aunque sus plantillas cuentan con menos calidad que la de Milan y Arsenal. Hasta cinco equipos comparten cuota de 26.00 como principales perseguidores, repartidos entre dos clubes franceses, dos españoles y uno inglés. La representación de favoritos e la Ligue 1 corre a cargo de Olympique de Marsella y Olympique de Lyon, equipos muy acostumbrados a disputar competición europea pero que en los últimos años han ido perdiendo bastante gasolina, sobre todo en el caso del OL. Todo lo contrario ocurre con Athletic de Bilbao y Villarreal. Los conjuntos de LaLiga Santander acostumbran a llegar lejos en esta competición año tras año, y ambos han sufrido en la última década sendas decepciones que todavía esperan a ser superadas con la consecución de un título europeo. Por último, el Everton se une a este grupo de favoritos después de un fantástico trabajo en materia de fichajes. Las llegadas de Klaasen y Sandro han ilusionado a una afición que volverá a tener en el incombustible Wayne Rooney a su ídolo y a una plantilla que, a buen seguro, sacará lo mejor de sí misma en esta competición gracias a un plantel muy competitivo y a la dirección de Ronald Koeman desde el banquillo.