Noticias
Bandera de Perú para Apuestas.pe
Marzo 18, 2018 Alberto

F1

Fórmula 1: Cuotas y pronósticos para el Gran Premio de Australia

La temporada 2018 de la Fórmula 1 está a punto de arrancar con la llegada del Gran Premio de Australia. Tras varios meses de pruebas tanto en fábrica como en los test oficiales, las escuderías tienen sus monoplazas a punto para esta cita inicial, y como era de esperar, Mercedes aparece como el equipo más potente de cara a llevar a uno de sus pilotos a lo más alto del podio. La escudería alemana sigue estando un peldaño por delante de Ferrari, su gran rival en la pelea por los mundiales de pilotos y constructores, así como de Red Bull, quienes podrían encontrar en los McLaren un hueso duro de roer después de que la escudería británica haya dicho adiós a su nefasta unión con Honda para unir fuerzas con Renault, misma casa que proporciona unidades de potencia a la escudería energética.

Lewis Hamilton sigue siendo el gran favorito

De cara a este Gran Premio de Australia, Lewis Hamilton aparece por delante en los pronósticos con una cuota de 2.00. El piloto británico, actual campeón mundial, ha firmado una pretemporada a la altura de lo que se espera en el equipo germano, con tiempos que certifican el buen hacer de Mercedes a la hora de sacar todo el potencial a sus motores. Sin duda, vencer en esta cita inaugural sería toda una declaración de intenciones, y en ese cometido, su mayor rival será el alemán Sebastian Vettel, quien espera dar un paso adelante con su Ferrari y pelear por el Mundial después de un año 2017 en el que pasó de liderar la tabla en la primera mitad del campeonato a desplomarse en la recta final. La victoria del cuatro veces campeón mundial se paga a 4.33.

En el tercer escalón tenemos a Max Verstappen. El joven piloto holandés dejó claro el año pasado que está en condiciones de pelear con los grandes favoritos en cualquier circuito, siempre y cuando su Red Bull se lo permita, y en caso de que sea capaz de ubicarse en una posición adelantada en la parrilla de salida, no cabe duda de que volverá a mostrar esa agresividad que ya le ha hecho ganar posiciones cuando parecía que no había huecos o provocar toques con consecuencias directas en el resto de la carrera. A pesar de las quejas de otros pilotos por su, en ocasiones, excesivo entusiasmo a la hora de adelantar en las primeras curvas, el piloto de Red Bull no variará su estilo, de ahí que su cuota sea de 7.00, por encima de los 8.00 que se pagan por Valtteri Bottas, escudero de lujo de Hamilton que tendrá una vez más la tarea de firmar buenas posiciones en carrera de cara a dejar a los rivales de su compañero de escudería con la menor cantidad de puntos posible en cada GP.

Fernando Alonso, la mayor incógnita

Además de estos cuatro pilotos mencionados, no debemos olvidar al australiano Daniel Ricciardo, siempre competitivo al volante de Red Bull y mucho más delante de su afición. Tal y como hemos podido ver en ediciones anteriores del Mundial de Fórmula 1, su regularidad en pista le ha llevado a ganar carreras y a aventajar a su compañero en la clasificación general, pero esa falta de punch en los momentos clave hace que aparezca por detrás en los pronósticos para la carrera de Melbourne, con cuota de 8.50. Más complicado parece que Kimi Raikkonen (29.00) sea capaz de regresar a lo más alto del podio. El piloto finlandés ha conseguido mantener su puesto en Ferrari a pesar de su discreta actuación en 2017, y en caso de no recuperar las sensaciones de antaño, no parece estar en disposición de pelear por los triunfos, y lo que es más grave, de ayudar a Vettel a pelear por el Mundial.

La terna de favoritos para lograr el primer triunfo del año se cierra con Fernando Alonso. La cuota para la victoria del piloto español es de 67.00, muestra evidente de las dudas que existen acerca del rendimiento de McLaren en su asociación con Renault, lo que no evita que se espere un año en el que el bicampeón mundial regrese a los podios después de varios años sufriendo lo indescriptible con los motores Honda. Sin duda, el objetivo de la escudería de Woking es seguir avanzando y colocarse a la altura de Red Bull mientras Renault encuentra ese punto de fiabilidad que le proporcione más potencia, única forma de pelear de tú a tú con Mercedes y Ferrari. Aun así, la pericia del asturiano podría ser clave a la hora de brindarnos la primera sorpresa del año, y no hay duda de que, en caso de que los errores mecánicos le respeten, será uno de los grandes animadores de este Gran Premio de Australia.